La rabia aun no está erradicada

Cada año mueren en el mundo 55.000 personas infectadas por la rabia, una enfermedad que aún está presente en 150 países y que fundamentalmente es transmitida por animales domésticos, perros sobre todo pero también gatos.

En España no hay rabia, aunque por ley es obligatorio vacunar a los perros. Se trata de una medida anual o bianual, en función de la comunidad autónoma, que se lleva a cabo por estas fechas. Tal y como señala Carlos Castilla, veterinario, la rabia, causada por un virus, se transmite del animal al hombre por un contacto estrecho con la saliva infectada, normalmente a través de mordiscos o arañazos.

Castilla asegura que es una enfermedad que afecta al sistema nervioso, tanto del animal como del hombre, y su avance es fulminante. “La única prevención es vacunar a los animales capaces de transmitirla”.

El principal huésped y transmisor de la rabia es el perro, aunque también la pueden transmitir los gatos y, en algunos casos, sobre todo en Estados Unidos y Canadá, aunque también últimamente en Europa Occidental, los murciélagos. La transmisión de persona a persona es probable, aunque no se han confirmado casos.

Al mínimo mordisco de perro que pueda estar contaminado por el virus de la rabia, hay que actuar rápidamente. La OMS recomienda, en primera instancia, lavar la herida con agua y jabón durante al menos 15 minutos. Se recomienda, por supuesto, buscar ayuda médica inmediatamente.

Fuente: Revista electrónica “Teinteresa”, España (29/05/12).