Los perros pueden ser portadortes de los virus de la “gripe intestinal” humana

Un estudio realizado en Finlandia ha demostrado que los perros pueden ser portadores de cepas de norovirus humanos y transmitirlas a las personas en el hogar.

Los investigadores del Departamento de Higiene de los Alimentos y Salud Ambiental, de la Universidad de Helinski, tomaron 92 muestras de heces de perros que vivían en hogares en los que, o bien el perro o los miembros de la familia, habían sufrido recientemente vómitos o diarrea (los síntomas más comunes de la infección por norovirus). Se encontraron cepas denorovirus humanos (HuNov) en cuatro de estas muestras. El norovirus es la principal causa de gastroenteritis, o lo que es comúnmente considerado como síntomas de la gripe del estómago, en los Estados Unidos. Afecta a 23 millones personas en el país cada año. Aunque la mayoría de los casos se resuelven en pocos días, algunos pueden ser graves y a veces, fatales.

enfermedades-contagiosas-perros-humanosHasta hace poco, se pensaba que los animales no eran portadores de norovirus humanos, ya que “en general, las barreras entre especies parecen ser bastante fuertes para los virus”, explica Carl-Henrick von Bonsdorff, coautor del estudio y miembro de la Facultad de Medicina Veterinaria. Sin embargo, “con el gran número y la variabilidad de las cepas de norovirus humanos, la idea de animales reservorios se ha vuelto más interesante”, dijo von Bonsdorff.

Los resultados de este estudio ─publicado en la revista Journal of Clinical Virology─ muestran que sí es posible que los animales sean portadores de cepas de norovirus humanos. De hecho, dos de los perros cuyas heces resultaron positivas para el norovirus humano, habían mostrado incluso síntomas de la infección. Cuando se le preguntó si esto significaba que los perros no sólo pueden ser portadores de los norovirus humanos, sino también enfermar por ellos, von Bonsdorff señaló que este estudio no puede responder a esa pregunta. “La transmisión de la infección requiere estudios más rigurosos. Este estudio sólo demuestra que es posible”, dijo.

Entonces, ¿dónde han entrado estos perros en contacto con el virus? Von Bonsdorff dice que la fuente más probable son miembros de la familia que tienen la enfermedad, en especial los niños pequeños. norovirus se concentra en mayor grado en las heces, explica, pero también puede ser transmitida por la saliva y el vómito. Esto no quiere decir que los perros no puedan infectarse con HuNoVs fuera de la casa por inhalar, lamer o comer los materiales contaminados, señala von Bonsdorff. Pero antes de encerrar a la mascota e impedir que los niños jueguen con ella, hay que tener en cuenta que el camino más común para la transmisión de norovirus sigue siendo de un humano a otro. “Los virus son, en general, bastante específicos de especie. Parece muy poco probable que la transmisión sea tan fácil entre el hombre y el perro”, dice von Bonsdorff.

El siguiente paso para el estudio de HuNoVs en los animales es averiguar si el virus se puede multiplicar dentro de los intestinos de un perro, o si simplemente pasa a través del animal. Hasta el momento, los científicos tienen pruebas de que los perros pueden ser portadores de la enfermedad y que la pueden transmitir a sus dueños. Por otro lado, von Bonsdorff dice que es posible que otros animales, como los roedores, también puedan ser portadores de HuNoVs, aunque hasta el momento no hay pruebas fehacientes de que esto ocurra.