gato-baño-centro-veterinario-salou-2Como sucede con los perros, existen muchas razas de gatos con diferentes pelajes. Sea cual sea la raza del nuestro, es importante que desde pequeño le acostumbremos a la manipulación, al corte de uñas, al cepillado y al baño. De esta manera podremos evitar en un futuro tener que sedarlo porque “se ha hecho una bola de nudos” ya que no le gusta que lo cepillen y ¡ni hablar de bañarlo!

Sin embargo, hay factores como falta de tiempo para atender su cepillado diario,  o que lo hayamos encontrado abandonado y lleno de nudos, o que se sofoque de calor cada verano… Factores que pueden llevarnos a tomar la decisión de un corte total del pelo, al menos una vez al año.

gato-baño-centro-veterinario-salouAlgunos gatos se dejan cepillar con facilidad y hasta les gusta el baño, pero si no es el caso, la peluquería les puede causar un nivel de estrés realmente importante, con lo que puede correr peligro su salud y generar un estado innecesario de tensión. Es por ello que muchas veces habrá que recurrir a la sedación de la mascota, a fin de garantizar su integridad física y emocional y poder realizar el corte de pelo con la mayor seguridad.

La sedación para peluquería se suministra según el peso y la edad del gato. Esta lo neutraliza, pero no es una anestesia, como en las cirugías; el gato está consciente, pero relajado. Cuando el gato supera los 8 años de edad se recomienda hacer un chequeo geriátrico previo, para así saber que su estado de salud es óptimo a la hora de suministrar la sedación.

Para más información al respecto, pregunte a nuestra especialista en peluquería canina y felina…