“Se llaman baños terapéuticos los que se usan en el estado de enfermedad para que por la temperatura y humedad que llevan en sí influyan como medio curativo en el restablecimiento de la salud”. Los perros y humanos somos distintos, y estas diferencias incluyen nuestra piel y pelo. Por eso, un perro no puede utilizar el champú familiar -tampoco uno infantil- para sus baños: precisa un champú específico para perros.

La explicación hay que buscarla en el pH de la piel del perro, que es muy distinto al humano. Mientras que la piel del perro tiene un pH cercano a 7.5 (básico), el nuestro apenas llega a 5.5 (ácido). Esta diferencia es demasiado grande para poder utilizar los mismos productos durante el baño.

¡El champú de las personas irrita la pielbaño-terapéutico-centre-veterinari-salou del perro, por eso nunca hay que usarlo!

“Los ingredientes de los champús actúan sobre el pH de la piel, por lo que si se usa un producto humano para el perro o gato le provocaremos irritación e, incluso, heridas“. Por esa razón, el jabón de niños tampoco puede ser utilizado durante el aseo de los peludos inquilinos de casa: dañaría su piel”.

Cuando la piel ya tiene alguna afección, ya sea por cuestiones genéticas, aseo deficiente o excesivo, edad, etc. es importante que consultemos con nuestro veterinario o peluquero canino, quienes nos darán el champú adecuado para el problema de piel de nuestra mascota. A veces el tratamiento puede ser de por vida o por un período específico, unido a otros medicamentos.

En la peluquería del Centre Veterinari Salou los baños terapéuticos incluyen un masaje relajante, que estimula la circulación y ofrece un mejor efecto del champú sobre la piel.