gato-diabético-tratamiento

¿Cómo controlar la diabetes en mi gato?

La diabetes en los gatos: ¿qué es la diabetes mellitus felina?

Se estima que, aproximadamente, 1 de cada 500 gatos desarrolla diabetes aunque en la actualidad se cree que esta cifra es significantivamente superior.

Así pues, si tiene usted un gato diabético, sepa que no está solo.

El metabolismo de la glucosa en los gatos no diabéticos

El alimento es descompuesto en componentes que pueden ser usados por el cuerpo. La conversión de los carbohidratos (almidones) da lugar a azúcares, entre los que se incluye la glucosa. Una vez absorbida por el intestino, la glucosa va hacia la sangre y proporciona energía a las células del cuerpo.

La absorción de glucosa hacia el interior de la mayoría de las células depende de la presencia de la hormona insulina. La insulina es elaborada en un órgano especial localizado cerca del intestino: el páncreas.

La diabetes mellitus: ¿qué es?

Una carencia de insulina disponible puede dar como resultado una diabetes mellitus.

Causas de la diabetes en los gatos:

  • El páncreas de los gatos diabéticos produce una cantidad insuficiente de insulina
  • La incapacidad de las células corporales para responder a la insulina

Lo que resulta en:

  • La incapacidad de las células de absorber suficiente glucosa
  • Niveles de glucosa en sangre excesivamente altos

La diabetes mellitus: ¿son todos los gatos susceptibles?

Los gatos de todas las edades, sexos y razas son susceptibles a la diabetes mellitus felina.

Los gatos mayores tienen una mayor tendencia a padecer diabetes. Los más comúnmente afectados son los machos castrados.

Se ha reportado que los gatos Burmeses sufren una mayor incidencia de diabetes mellitus.

El diagnóstico de la diabetes en los gatos

Los signos de la diabetes mellitus sugieren que su gato es diabético. El diagnóstico deberá ser confirmado por su veterinario.

Los signos de la diabetes mellitus

La diabetes es una de las muchas enfermedades que pueden afectar a su gato. Otras enfermedades también pueden provocar los mismos signos. Si observa alguno de los siguientes, consulte con su veterinario:

  1. Bebe mucha agua
  2. Orina frecuentemente
  3. Siempre tiene hambre
  4. Ha perdido peso a pesar de comer más

El diagnóstico de la diabetes mellitus por su veterinario

Los signos mencionados anteriormente son indicativos de una diabetes mellitus, pero también se observan en otras enfermedades. Esta es la razón por la que su gato debe ser examinado concienzudamente por su veterinario.

La toma de muestras de orina

Su veterinario puede examinar en primer lugar una muestra de orina para determinar si hay glucosa en la orina o una infección del tracto urinario.

La toma de muestras de sangre

Para confirmar el diagnóstico, su veterinario tomará una muestra de sangre y determinará la concentración de glucosa o “azúcar” en la sangre de su gato.

Si la concentración de glucosa en sangre es constantemente más alta de lo normal, puede ser indicativa de que el páncreas de su gato no secreta (suficiente) insulina y/o que el organismo de su gato es resistente a la insulina que elabora el páncreas. En tal caso, su gato padece una diabetes mellitus.

Examen general

Su veterinario también examinará el estado general de salud de su gato (para descartar la presencia de otras enfermedades o infecciones). Esto es muy importante, ya que las infecciones y algunas enfermedades pueden suponer un obstáculo para el tratamiento de la diabetes mellitus.

El control de la diabetes mellitus en los gatos

Con un estilo de vida saludable, una dieta adecuada e insulinoterapia puede controlar con éxito la salud de su gato diabético.

¿Tiene cura la diabetes?

Los gatos diabéticos suelen necesitar un tratamiento durante toda su vida con un preparado a base de insulina como insulina especfica de veterinaria. Algunos gatos diabéticos no necesitan ya insulina al cabo de unas semanas o meses de tratamiento. A esto se le conoce con el nombre de “remisión clínica”. La remisión no implica, necesariamente, una curación permanente, y deberá seguir teniendo cuidado con la dieta y el estilo de vida de su gato.

El objetivo del tratamiento del gato diabético

El objetivo del tratamiento es la restauración de la calidad de vida de su gato diabético. Esto implica la minimización de las complicaciones propias de la diabetes sin provocar hipoglucemia, y detener los signos propios de la diabetes mellitus (el consumo de mucha agua, la micción frecuente, un aumento del apetito y la pérdida de peso). La diabetes mellitus mal controlada o no tratada puede dar como resultado la cetoacidosis diabética, que es un problema grave. Debe tratarse como una emergencia que requiere un tratamiento inmediato.

Las complicaciones a largo plazo de la diabetes mellitus, como la debilidad de las extremidades posteriores en los gatos diabéticos, también pueden minimizarse mediante la insulinoterapia.

¿Cómo se trata a los gatos diabéticos?

El éxito en el control de la diabetes depende de una rutina regular.

– Inyecciones regulares de insulina

– Alimentación correcta

– Ayudar a su gato a recuperar su calidad de vida mediante el tratamiento eficaz de la diabetes es muy gratificante.

Artículo destacado de MSD ANIMAL HEALTH. Para más información visita http://www.caninsulin.es/